Cercanía y colaboración: una respuesta tecnológica a la Covid-19

por Sònia Cañizares - Directora del Sector Público de Cataluña y Sanidad | minutos de lectura

La crisis de la Covid-19 nos ha hecho a todos reaccionar de forma cooperativa y muy rápida. Tanto empresas, como órganos de la sociedad civil están acelerando sus procesos de digitalización y trabajando para ofrecer mejores experiencias a sus usuarios, que se han volcado en los entornos digitales. Del mismo modo, o como consecuencia de esto, las nuevas plataformas colaborativas se han impuesto en un contexto de teletrabajo. Por ejemplo, las herramientas de videoconferencia como Zoom (la aplicación más descargada al comienzo del Estado de Alarma) están mejorando su experiencia de usuario e incluyendo otros servicios para complementar su oferta. De hecho, las herramientas más utilizadas en esta situación están evolucionando sus funcionalidades, prácticamente cada día, para que el trabajo colaborativo sea más eficiente.

 

Colaboración en sectores sociales y sanitarios

No obstante, la colaboración va mucho más allá de esto y distintas entidades se han lanzado a realizar proyectos conjuntos para crear soluciones tecnológicas que beneficien a los usuarios y ayuden a mitigar los efectos de la pandemia en la economía y la sociedad. Un ejemplo significativo es Holocare Covid-19, desarrollado por Sopra Steria, uno de proyectos ganadores del Hackaton #EUvsVirus organizado por la Comisión Europea en abril, y que ha favorecido la colaboración de diferentes hospitales en Oslo y en Reino Unido gracias a su tecnología de última generación. Partiendo de un proyecto existente, los responsables han podido adaptar rápidamente sus características para solventar las necesidades del momento actual.

Se trata de una plataforma global basada en tecnología en la nube que proporciona a los hospitales accesibilidad y escalabilidad en una situación de distanciamiento social. Entre otras cosas, Holocare integra tecnologías innovadoras como realidad virtual y aumentada, que pueden usarse para la planificación de cirugías mayores, y permite a los médicos visualizar los datos de diagnóstico sin usar las manos y en 3D. En este sentido, HoloCare ayuda a los trabajadores de la salud a limitar las congregaciones de personas y el tráfico al entrar y salir de las habitaciones de pacientes aislados al permitir reuniones virtuales de los equipos de distintas áreas de la medicina, e incluso de otros centros. Todo esto reduce drásticamente los riesgos de contagio de personas y de contaminación de equipos.

 

Innovación colaborativa e innovación abierta en las empresas

Como hemos visto, una de las acciones más populares en este contexto ha sido el lanzamiento de hackatones virtuales. Desde Sopra Steria en España celebramos, también en abril, el hackaton #HackeAlCovid, en el que resultó ganadora la aplicación Aforum, que permite consultar en un mapa y en tiempo real aquellas áreas qué tienen una mayor concentración de personas. Para ello, utiliza la información de cámaras de vigilancia para crear mapas de flujos de población por medio de colores y formas diferenciadores y de manera anónima.

Estas iniciativas son un claro ejemplo de la idea de abrir internamente la posibilidad de generar innovaciones. Suponen facilitar un espacio para la colaboración y de ideación dentro de las propias empresas para dar rienda suelta a los proyectos de los propios trabajadores. En la misma línea, están surgiendo proyectos conjuntos entre empresas en los que las compañías combinan sus conocimientos y experiencias para realizar una propuesta de productos o servicios que aproveche las fuerzas de ambas y aporte valor añadido.

Tenemos la tecnología necesaria y proyectos innovadores que la Covid-19 nos ha hecho acelerar. Nuestro deber es aprovechar este impulso que nos proporcionan las innovaciones tecnológicas para colaborar y, de este modo, ayudar a llevar a cabo una toma de decisiones más rápida y que nos permita estar más preparados para cualquier eventualidad que pudiera ocurrir en el futuro.

 

Search